El universo sigue siendo un gran enigma para los propios científicos, mientras más descubrimientos realizan, más sorprendidos se quedan de los hallazgos. En este 2017 sucedieron algunos eventos importantes, algunos descubrimientos que marcaron historia en este año.

Hallazgo de Trappist-1

El sistema planetario Trappist-1 es una versión compacta de nuestro propio sistema solar. La Nasa reveló su hallazgo hacia febrero y consta de siete exoplanetas en la zona de habitabilidad de la estrella Trappist – 1, que se encuentra a 40 años luz de nuestro sistema solar. En la actualidad se realizan los estudios para determinar si es posible la existencia de vida allí.

Hidrógeno en Encelado

La Nasa comunicó el hallazgo de hidrógeno molecular y agua expulsada por fuentes hidrotermales hacia el espacio en la luna Encélado, uno de los cuerpos que orbitan alrededor de Saturno. Con esta información es posible pensar que el Encélado tendría las condiciones necesarias para albergar vida.




Gases en los anillos de Saturno

La sonda Cassini, enviada por la Nasa a Saturno, envió información a la Tierra sobre la presencia de gases en un punto del universo que jamás había sido explorado. Según los datos, diversos tipos de moléculas se precipitan desde los anillos sobre el planeta, incluyendo partículas de metano.

Elementos que podrían formar la vida en Titán

Científicos estadounidenses identificaron en Titán, una luna de Saturno, grandes cantidades de moléculas de acrilonitrilo que podrían formar membranas plasmáticas y, por lo tanto, vida.

Erupciones solares

En septiembre, la Nasa detectó dos potentes erupciones solares, la segunda es la más intensa registrada desde el inicio de este ciclo de actividad solar en diciembre de 2008, indicó la agencia estadounidense. Estas erupciones llamadas de “categoría X” perturbaron las comunicaciones de radio de alta frecuencia durante una hora del lado de la Tierra frente al Sol.




Moléculas orgánicas en la superficie de Ceres

La misión Dawn de la Nasa encontró evidencia de la existencia de moléculas orgánicas en la superficie de Ceres, un planeta enano que está ubicado en el cinturón de asteroides, una región del sistema solar. Los hallazgos encontrados permiten soportar la idea de que el material orgánico encontrado en la superficie de Ceres es autóctono, es decir, que no fue aportado por otra fuente distinta a este.

Agua en la luna

Investigadores del Departamento de Ciencias Planetarias, de la Tierra y el Medio Ambiente de la Universidad estadounidense de Brown hicieron un análisis de datos obtenidos por un satélite que apunta a la existencia de agua atrapada en numerosos depósitos volcánicos distribuidos en la superficie de la Luna. Según los científicos, el agua tendría forma de cristales formados por una explosión de magma procedente del interior del astro. Este hallazgo es una nueva evidencia de agua dentro de la Luna.

10 nuevos exoplanetas

El telescopio espacial Kepler de la Nasa descubrió diez nuevos exoplanetas, de un tamaño parecido al de la Tierra y situados en la zona habitable de sus estrellas, a una distancia donde podría existir agua en estado líquido y permitir la vida. Además, esta misión espacial del Programa Discovery de la Nasa ha logrado encontrar 4.034 exoplanetas, de los cuales 2.335 han sido confirmados por otros telescopios.




Estrellas de movimientos inusuales

Gracias a la visión en infrarrojo del telescopio Hubble, la Nasa anunció el descubrimiento de dos estrellas con un movimiento inusualmente rápido. Las estrellas están ubicadas a unos 1.300 años luz de distancia, en la nebulosa de Orión y se mueven a altas velocidades. Además, “las nuevas observaciones del Hubble proporcionan evidencia muy fuerte de que las estrellas fueron expulsadas de un sistema de múltiples estrellas”, de acuerdo con Kevin Luhman, investigador principal de la Penn State University.

Con información de El Tiempo

Facebook Comments