Tecnología

¿Son solo siete personas que controlan internet?

¿Es cierto que siete personas tienen las llaves que controlan todo Internet?

En la red circulan informaciones señalando que serían siete personas que tienen las llaves para controlar todo internet. ¿Es verdad esta afirmación?

Sabemos que en muchas ocasiones la información que circula en internet no tiene sustento, pero tratándose de temas tan delicados como estem no tenemos la seguridad total que sea falso.

Definitivamente debe haber un grupo que se encarga de mantener online absolutamente todo, ya que prácticamente todo el mundo utilizamos internet.

Internet se ha convertido en un agujero donde los límites resultan inciertos cuando se trata de democratizar la información.

Su poder colectivo se ha vuelto tan infinito que se nos escapa a todos, ¿o quizás no a todos?

¿Siete personas tienen la llave que controlaría todo internet?

Durante la última década, una especie de leyenda ha ido resurgiendo de las entrañas de la era digital.

Según la misma, siete personas tienen las «llaves de Internet«, unas llaves físicas que abren y cierran la red, y que también estarían en el centro de una especie de ceremonia que tendría lugar cuatro veces al año. ¿Qué quiere decir esto?

En la actualidad, resulta bastante difícil desentrañar lo verdadero de lo falso, precisamente desde el momento en que esta tecnología surtió efecto: en un mundo conectado resulta que la verdad y la mentira también parecen estarlo.

Así, durante la última década, muchos medios como ‘Business Insider’ en Estados Unidos, el británico ‘The Guardian’ o ‘ABC News’ de Australia han publicado artículos sobre estas supuestas llaves.

Según señalan, una vez cada cuatro meses, siete personas, cada una con una llave física secreta, se reúnen para asegurar la seguridad del conjunto del espacio web, generando una nueva contraseña.

Si se trata de la ICANN podría sonar coherente

Estas siete personas pertenecerían a la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN).

Se trata de la organización encargada de administrar los nombres de dominio (DNS) a nivel mundial.

Dicho de esta forma, pues, suena bastante coherente. Sin embargo, irónicamente Internet ya nos ha enseñado que no todo es lo que parece.

Una especie de Gran Hermano dentro del Gran Hermano

Puesto que es cierto que la base de datos de la ICANN brinda la capacidad de controlar Internet, circula a sus anchas el rumor de que si personas malintencionadas tuvieran acceso a él, tendrían la posibilidad de redirigir a los usuarios y usuarias a través de direcciones falsas.

Una especie de Gran Hermano dentro del Gran Hermano.

Sin embargo, cabe señalar que la clave de cifrado principal que dicha organización debe renovar se encuentra en un centro de datos donde el nivel de seguridad es muy alto.

Además, el cambio se produce periódicamente. Y por si fuera poco, las siete personas deben usar juntas sus llaves físicas para acceder a este centro, así como para abrir cualquier caja fuerte del interior.

Este proceso es una labor habitual

Se trata de una labor habitual que por razones de seguridad realizar un número muy reducido de personas, aunque el relato popular la haya descrito como una auténtica ceremonia al estilo satánico.

Tanto fue el ruido generado por el debate, que la ICANN se vio en la obligación de aclarar el asunto a través de un comunicado en publicado en 2017.

Te interesa: 👉➡️ 10 reglas de oro para la seguridad en internet

Explicaban así que las siete personas deben atravesar una serie de puertas cerradas mediante códigos y escaneos de iris. Solo entonces reciben su llave en una bolsa herméticamente cerrada.

No hacen que la web funcione o deje de funcionar

Por supuesto, dicho así resulta tentador para imaginarlo desde una posibilidad perversa: Existen unas «claves de Internet», pero no hacen que la Web funcione o deje de funcionar.

Se utilizan en un solo caso y en circunstancias extremadamente limitadas.

De hecho, el sistema protege solo una pequeña parte de Internet, a saber, la capa más profunda del DNS: el módulo de seguridad de hardware (HSM).

Sin embargo, resulta que la Web también se basa en otros sistemas.

Estas claves de recuperación física se usan solo si un evento grave hace que el HSM no funcione. Podría ser, por ejemplo, un error catastrófico en el software de Internet, un incidente bastante improbable, según los expertos.

Además, las claves físicas se utilizan para activar los códigos almacenados en la instalación segura.

Así, no contienen directamente las claves criptográficas de la zona raíz, lo que en definitiva les otorga un poder bastante limitado.

Fuente: El Confidencial

Facebook Comments Box

Infinittonews

About Author

Infinittonews es un portal de información con las historias más virales de la red, actualidad en tecnología, curiosidades, ciencia y más.

También te puede gustar

Tecnología

Estas son las apps que gastan más batería y datos en Android

Varias de las aplicaciones de Android consumen gran cantidad de batería. La firma alemana Avast, analizó una serie de apps
Tecnología

Ya puedes eliminar mensajes que no quisiste enviar en Whatsapp

Luego de transcurrido 7 minutos de enviado un mensaje en Whatsapp y del cual te arrepentiste, ahora ya puedes borrarlo,
Verificado por MonsterInsights