Cine

Mark Ruffalo y su complicada vida antes de su gran éxito

La complicada vida de Mark Ruffalo antes de llegar a la cima

Uno de los más famosos actores de Marvel, Mark Ruffalo, más conocido como Hulk en The Avengers, ha tenido una larga carrera en el cine y televisión.

Pero ¿conoces lo que ha tenido que vivir y todo lo que ha luchado en su vida para convertirse en el famoso actor que es hoy?

Es por eso que hoy te presentamos La complicada vida de Mark Ruffalo antes de llegar a la cima

INFANCIA

Mark Ruffalo, nacido en 1967 en Wisconsin, creció en la ciudad costera de Virginia Beach.

Lamentablemente desde muy chico estuvo luchando contra la distimia, una depresión prolongada y de bajo grado.

Además, le costaba estudiar y confesó que sufrió de dislexia sin diagnosticar, además de un trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

Mientras aún estaba en la escuela secundaria, sus amigos hablaban sobre sus sueños y aunque Ruffalo quería ser actor, se sentía avergonzado y mentía. 

Antes de que se graduara, su padre los dejó a él y a su familia en bancarrota, lo que hacía que pareciera casi impensado formarse en la actuación.

Dijo que pasó la mayor parte del tiempo fumando, surfeando y deambulando sin rumbo fijo, un período en el que estaba “casi listo para saltar de un puente”.

COMIENZO DE SU CARRERA

Es el único de sus hermanos que decidió ser actor, así que tomó clases de Interpretación en el centro Stella Adler al mismo tiempo que trabajaba como camarero. 

Ahí conoció a Michael, un compañero que se convirtió en su mejor amigo, pero lamentablemente se suicidó en 1994, causándole a Mark un gran impacto en su vida.

Eso lo ayudó a ver, que la muerte no era un escape para su vida, y lo motivó a seguir adelante.

Es así, que empezó a luchar por sus sueños pero perdió la cuenta de todas las veces que lo rechazaron.

➡ Te interesa: Los cantantes de música Country más escuchados

Tras representar obras teatrales en su propia compañía, la Orpheus Theatre Company, Ruffalo debutó en el cine a comienzos de la década de los 90.

Debutó con películas independientes “Rough Trade” (1993), un título dirigido por Christopher Speidel, y “A Song For You” (1993), film realizado por Ken Martin.

Su revelación definitiva se produjo con “You Can Count On Me” en el 2000, película dirigida por Kenneth Lonergan, con quien Mark ya había trabajado en el teatro.

En 2001, su carrera como actor comenzó a despegar, cuando trabajaba en The Last Castle. 

Y a través de la actuación, Mark pudo sobrellevar y superar el dolor de su juventud.

UN CAMBIO EN SU VIDA

Pero lamentablemente, una noticia inesperada cambió su camino, cuando le diagnosticaron un neurinoma acústico.

Mark decidió guardar en secreto lo de su tumor, pues para ese entonces, esperaba la llegada de su primer hijo junto a su esposa. 

Una vez que su hijo nació, y con gran temor a morir, atravesó una cirugía para extirpar el tumor

Después de la operación, a pesar de salir con éxito, Mark Ruffalo quedó con sordera en su oído izquierdo, además de una parálisis facial. 

Ruffalo mencionó que después de seis meses de parálisis, las posibilidades de recuperar el control de toda su cara eran remotas. 

A pesar de ello, logró superarlo: el actor comenzó haciendo movimientos muy leves y ese fue el comienzo de una recuperación que aún tomaría varios meses más.

El camino hacia su recuperación fue muy difícil, pues los medicamentos que tomaba le provocaba problemas para mantener el equilibrio, lo que lo limitaba para cuidar a sus hijos.

También tenía dificultades para entender y resolver cuestiones básicas como hacer un nudo de la zapatilla.

Mover los músculos de la cara durante más o menos una hora todos los días y las largas caminatas que realizaba, lo ayudaron a acelerar su recuperación.

➡ Te interesa: El día mundial de los primeros auxilios para salvar vidas

Además, se sometió también a varias terapias para ayudar a aliviar la parálisis, incluida la acupuntura y otras formas de medicinas alternativas.

Se concentró completamente en su recuperación, por lo que estuvo fuera del ojo público por aproximadamente un año.

Mark tenía muchos deseos de volver a la actuación, pero sus médicos le dijeron que aún no estaba listo.

ASCENSO EN HOLLYWOOD

Y es así que, finalmente logró recuperarse y estaba listo para cumplir su gran sueño de triunfar en la industria del entretenimiento.

Pero en 2008, se enfrentó a la inesperada muerte de su hermano Scott, lo que lo llevó a tomar la decisión de darse un descanso de Hollywood.

Aún así, Ruffalo fue incapaz de aislarse por completo de las cámaras. De hecho, hizo su debut como director con “Sympathy for Delicious”, una película estrenada en 2010. 

Pese a este trabajo, permaneció retirado de la actuación, pero quería dedicarse a dirigir y escribir, pero, de repente, la película, “The Kids Are All Right”, lo llevó a tener una nominación a los Oscar como Mejor Actor de Reparto. 

Afortunadamente, cambió de opinión, y no renunció a la actuación, llegando el papel más inesperado de su carrera: Dr. Bruce Banner en “The Avengers”

Al principio tuvo sus dudas, pero el actor, Robert Downey Jr. lo convenció.

En 2017, se asoció con Child Mind Institute para participar en su iniciativa #MyYoungerSelf, en la cual, las celebridades hablaban sobre cómo vivir con un trastorno de salud mental o de aprendizaje. 

A pesar de todas las circunstancias difíciles que ha tenido que atravesar en toda su vida, nunca se rindió, luchó por sus sueños, convirtiéndose en el gran actor que todos conocemos.

Fuentes: AlohaCriticón | SPOILER BOLAVIP | infobae

Facebook Comments Box

Infinittonews

About Author

Infinittonews es un portal de información con las historias más virales de la red, actualidad en tecnología, curiosidades, ciencia y más.

También te puede gustar

Las películas más exitosas de los últimos 30 años
Cine

7 Películas Más Exitosas de los Últimos 30 Años

Desde el auge de la industria cinematográfica, las películas han sido una fuente inagotable de entretenimiento, emoción y reflexión. Descubre
Verificado por MonsterInsights